Se encuentra en: Inicio - Opinión - Águeda Montelongo - AMAR CADA DÍA MÁS A FUERTEVENTURA. PUEDES CONFIAR
<< anterior siguiente >>

AMAR CADA DÍA MÁS A FUERTEVENTURA. PUEDES CONFIAR

Águeda Montelongo. 12-03-2011

El 29 de Noviembre de 2009, conquistamos la libertad en el Partido Popular de Fuerteventura. Tener la confianza de mis compañeros como Presidenta Insular, disponer de las herramientas para el cambio, vivir una existencia apasionante, es una suerte, un honor y, sin duda, incluso, un privilegio.

Desde mi llegada, imprimí en mi equipo y en la organización mi convicción absoluta de que había que estar permanentemente en contacto con la calle y con los majoreros.

Les pedí que para poder llevar una política equilibrada, en primer lugar había que asegurarse la adhesión del electorado natural, reconfortarlo, tranquilizarlo, y luego animarlo a abrirse a toda la sociedad. Esta es la razón por la que fuimos incorporando a nuestro proyecto a todas las personas que por la misma razón; la falta de democracia interna; se habían quedado al margen del proyecto. Hoy podemos decir que tenemos a toda la familia junta y unida en casa, en la casa del Partido Popular de Fuerteventura.

Estábamos obligados a conquistar, y la conquista nos enseñó humildad, la precariedad de las cosas, la vanidad de las situaciones, la importancia de la unidad... y de la riqueza de nuestras convicciones hemos construido un gran proyecto político para Fuerteventura

La política tiene, sobre cualquier otra forma de acción y de compromiso, esa inmensa ventaja, este interés único y absolutamente exigible que es hacerla con el pueblo y no contra él, ni sin él. Me gusta la gente, los encuentros, los intercambios, las emociones colectivas. Me gusta la idea de una acción común hacia un mismo objetivo. Me gusta convencer, la política no tiene ningún sentido si no se fija como objetivo dar ilusión a las personas. Sin embargo nuestro País, nuestra Isla, atraviesan una inmensa crisis de confianza. La característica de nuestra sociedad es la ausencia de esperanza mientras que el objetivo de la política es precisamente proporcionarla. En estos 4 años como consejera en el Cabildo me he encontrado con muchas personas que han renunciado a creer que el mañana puede ser mas prometedor. Porque se levantan cada mañana y no encuentran un empleo. Porque no saben cómo van a pagar la factura de la luz. Porque saben que el banco les va a quitar su casa por no poder hacer frente a la hipoteca. Porque lo único que tenían garantizado, sus pensiones, también han sido objeto de chantaje político a cambio de dos votos nacionalistas de Coalición Canaria.

Me gustaría mucho que las próximas elecciones fueran diferentes. Que votaran por un proyecto, pero sobre todo que votaran por el cambio, por otro mañana que es posible gracias al esfuerzo, al trabajo...

Hay que recuperar el valor de la verdad, gestionar la realidad y animar a los ciudadanos para que sean participes y exigentes. En un mundo que se mueve a toda velocidad, el inmovilismo es la postura más arriesgada.

El papel de la política es proponer un futuro y permitirlo. Esa es la razón por la que yo me dedico a ella; esa es la razón por la que sigo creyendo en la gente y eso es lo que justifica querer conquistar junto a mis compañeros las más altas responsabilidades políticas en la isla de Fuerteventura

Un compromiso, un equipo de hombres y mujeres dispuestos a amar cada día más a Fuerteventura. Puedes confiar.

El Enfoque 2020 - aviso legal - usuarios - contacto