Se encuentra en: Inicio - Opinión - Montserrat Martín - Paulino y el amanecer de la economía canaria

Paulino y el amanecer de la economía canaria

Montserrat Martín. 12-03-2011

Ya nada asombra de las declaraciones de nuestra clase política y, menos aún, si se aproximan fechas de elecciones, cuando las exageraciones, mentiras y todo tipo de artificios se escuchan por doquier desde cualquier cargo público o aspirante.

Últimamente, el presidente del desgobierno canario ha emitido algunas frases en sus intervenciones para ser añadidas a su antología de citas cínicas, del estilo de la expresada hace algún tiempo y que no se cree ni él mismo: "Canarias saldrá más pronto de la crisis porque ha hecho bien los deberes".

Hace unos días, utilizó la metáfora de ”la economía canaria está comenzando a amanecer” y "en 2011 lucirá el sol, mientras en España todavía es de noche". También añadió que estamos al final del túnel y ya aparece la luz. Son frases con las que intenta contentar a la gente, -y a muchos conseguirá engañar- cansada de sufrir los palos de una crisis sin parangón en la historia de estas islas, y que todavía esperan los 80.000 puestos de trabajo que prometió hace unos meses. Para mí, es una tomadura de pelo del presidente que se mofa del mal ajeno, mientras él y los suyos siguen repartiéndose las migajas de la crisis y las dedican, entre otros, a pasear en helicóptero y a insuflar euros a la policía canaria para que aprendan inglés y cuiden a los descarriados carnavaleros.

Cuando dice tales fanfarronadas, simula no darse por enterado de que el paro en Canarias está en el 30%, el más alto de España, mientras que la media española se encuentra en el 20%, por otra parte, el mayor de los países de la Unión Europea.

Es cierto que la crítica situación actual de los países árabes está activando el sector turístico canario, que el mal de otros está beneficiando a parte de la economía canaria. Sin embargo, extrañamente, estas circunstancias no se reflejan en la disminución de las listas del paro. Por ello, no es de extrañar que la oposición lo considere el presidente más ineficaz en la lucha contra el desempleo pues no gastó 45 millones de euros de los fondos destinados al Servicio Canario de Empleo, ni tampoco ha elaborado un plan de lucha contra el paro. La triste realidad es que ni siquiera es capaz de emplear los fondos públicos que le llegan de otras administraciones. Y lo que es peor, se siguen cerrando empresas, continúan dándose de baja los autónomos y clausurando sus negocios.

De repente, Paulino, convertido en iluminado, también ha vaticinado un invierno “con lleno” en los hoteles, conseguido con su trabajo y su esfuerzo. En su visión no se dio cuenta de que de este invierno queda ya poco, o de que gracias a su nefasta política y su desgraciada gestión estamos a la cola en todo en Europa. Ni de que nadie se cree que su gobierno de Coalición Canaria, que lleva 25 años en el poder, y que no ha hecho buena gestión en la época de vacas gordas, vaya a hacerlo ahora, en tiempos de crisis. No quieren darse por enterados de que, mientras sigan con sus políticas de recortar donde hace falta y de poner donde lo que persiguen es mantener cantera electoral, lo único que crecerá es el paro, el abandono escolar y la corrupción.

Así y todo, donde el presidente ha dado verdadera rienda suelta a todo tipo de ensueños, faroles, vanidad y presunción ha sido en el debate del estado de las nacionalidad, con frases rimbombantes y párrafos pomposos con los que se podría escribir un libro épico-humorístico de muchas páginas.

En definitiva, independientemente de que las sesgadas y adulonas encuestas electorales, a las que no hay que dar crédito alguno, pues sólo pretenden influir en los votantes, les den el oro y el moro, estos políticos son el peor desastre ecológico, económico y social que ha azotado Canarias en su historia. Empezará a amanecer y veremos la verdadera luz cuando logremos removerlos de las poltronas, a las que parece se han quedado pegados.

El Enfoque 2020 - aviso legal - usuarios - contacto