Se encuentra en: Inicio - Opinión - Eustaquio Santana - Rajoy: ni sube ni baja ... ni sabe ni contesta
<< anterior siguiente >>

Rajoy: ni sube ni baja ... ni sabe ni contesta

Eustaquio Santana. 20-07-2010

La diferencia entre un político y un estadista radica en que el político "siempre" actúa pensando en las próximas elecciones; todo lo hace en clave electoral, haciendo toda la demagogia posible, escondiendo las cartas de su baraja y haciendo populismo del barato, sin decir lo que realmente haría -si gobernara- para no "asustar" a la ciudadanía. En cambio, el estadista piensa en las próximas generaciones, en el futuro de un país, aunque ello le suponga, a la corta, algún que otro desgaste electoral, que siempre estaría por ver... Ahí radica, pues, la notable diferencia entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero (el estadista) y el presidente del PP, Mariano Rajoy (el político)…

Días pasados, en el Congreso de los Diputados, con una actitud un tanto simplista y fuera de toda lógica, el Sr. Rajoy dijo que "España es un protectorado de Europa y un Estado intervenido, obligado a seguir las órdenes de la UE". Y es que, el Sr. Rajoy, cuando habla de "protectorado", nos expresa una visión decimonónica y de desconocimiento profundo de lo que significa, hoy por hoy, la Unión Europea (UE) y de lo que significa el euro como moneda común y como responsabilidad compartida.

Parece ser que al Sr. Rajoy le falla la memoria. ¿No recuerda, pues, cuando Aznar criticaba a Felipe González, llamándole pedigüeño por reclamar, ante la UE, lo que a España le correspondía?... ¿O es que acaso cuando -gobernando Aznar- a España se le marcó que el Gobierno de España tenía que cumplir una serie de exigencias para entrar en el euro, se nos estaba sometiendo -por parte de la UE- a un "protectorado"? Por aquel entonces, ¿a alguien se le ocurrió decir semejante barbaridad?

Ahondando más en la cuestión, ¿es que acaso las medidas para cumplir la reducción del déficit que ha de adoptar Francia, que ha adoptado Alemania, que ha anunciado Inglaterra, Italia, Portugal, responden a una idea de "protectorado" de Bruselas?... Menos mal que la UE y todos sus representantes y organismos internacionales han apoyado/avalado las medidas que viene adoptando el Gobierno de España para superar la crisis, pero que, según parece, eso no va con el Sr. Rajoy. Él está en otra onda…o en el limbo, tal vez…

Así las cosas, los ciudadanos deben saber que España, como cualquiera de los 27 países que componen la UE, debe de cumplir los compromisos de reducción del déficit establecidos. ¿Cree el Sr. Rajoy, acaso, que la economía francesa está intervenida porque tenga que llegar al 3% en 2013, en cuanto a reducción de su déficit? Pues, noo!!... Pues, exactamente igual que la economía española. Lo demás es pura demagogia y propaganda, con la intención de confundir a legos en la materia.

Por desgracia, a diferencia de otros países de la UE -donde, ante la crisis, gobierno y oposición actúan conjuntamente-, en España padecemos la peor de las oposiciones (la del PP), a la que, según parece, no le importa la crisis, el paro, las pensiones o el déficit. Sólo piensan/actúan en clave propagandista y electoral. En tal sentido, al Sr. Rajoy que, como buen gallego, no sabemos "si sube o baja la escalera", nada le hemos oído acerca de sus propuestas -por escrito- sobre qué medidas se deben de tomar ante la crisis, más bien vaguedades; ni tampoco sobre el G-20 y cuál es su posición.

Nada sabemos, igualmente, qué piensa de la regulación y supervisión financiera, ya que "nada" ha aportado; ni tampoco ha dicho si está de acuerdo -o no- con lo que ha decidido el Consejo Europeo en torno a la imposición de una tasa a los bancos o a las transacciones financieras. No ha dicho nada, ni sabe ni contesta. Su único objetivo político -pensando en las próximas elecciones y no en los españoles- es descalificar al Gobierno.

Con su actitud, sobre todo para desviar la atención de las corruptelas que afectan a su partido, viene demostrando con creces que no le interesa Europa, ni la supervisión financiera, ni el futuro de las entidades sistémicas, ni la tasa bancaria, ni la educación, ni aquello que suponga altura de miras y de sentido de Estado, y de la responsabilidad y compromiso con nuestro país. Más bien, y eso lo hacen muy bien algunos dirigentes del PP, es intentar dejar a España en mal lugar ante el resto del mundo, a diferencia de otros países del entorno, en el que, de cara a su política exterior, actúan al unísono en defensa de los valores e intereses patrios. Rajoy, of course, no. La evidencia salta a la vista…

El Enfoque 2020 - aviso legal - usuarios - contacto