Se encuentra en: Inicio - Opinión - Montserrat Martín - El Desequilibrio Norte- Sur

El Desequilibrio Norte- Sur

Montserrat Martín. 11-05-2010

Es una realidad palpable en nuestro mundo globalizado que las diferencias entre los países desarrollados del norte y los del sur en desarrollo aumentan continuamente, contrastando las condiciones extremas en que viven unos con el despilfarro y la sobrealimentación de los otros. Sin embargo, dentro de esta desigual distribución, el hemisferio norte produce, a su vez, sus propios marginados y el sur tiene sus potentados. Se trata de una situación injusta, arrastrada históricamente, de saqueo y colonización, de hegemonía y dominación, que algunas áreas del sur lentamente comienzan a cambiar.

Pero no es esto lo que ocurre en la isla de Fuerteventura, ni siquiera por asomo. Es por lo que no entiendo la creación de un movimiento ciudadano por el equilibrio insular, si no es para dividir la Isla en dos y generar un ambiente de enfrentamiento y ruptura, con fines especulativos y defensa de oscuros intereses económicos de unos pocos, usando la tan empleada técnica del engaño y la manipulación de otros muchos.

Los intereses que hay detrás de este movimiento están claros: quieren más camas para el sur, para seguir llenando de cemento y hormigón la Isla y también sus bolsillos, y les da igual que más de la mitad existentes estén vacías. Y quieren que el valle de Agando y una franja hasta el Cuchillete sea calificado como suelo industrial estratégico en el Plan Insular para poner el gran muelle de la Isla, la central eléctrica y todas las industrias ligera, pesada y de residuos peligrosos que hagan falta. Bajo el disfraz de empleos para la comarca, se esconde un gran pelotazo económico-especulativo, aquel proyecto del consejero antimedioambiente, Domingo Berriel, a quien no le faltan malas mañas, y sospecho que este movimiento forme parte de su trama, probablemente el Plan B, ya que el A le falló porque la gente salió a la calle a manifestar un NO claro y alto contra la Central Térmica en Agando, voces que el Consejero con esta nueva maniobra pretende acallar.

Si existe algún desequilibrio entre las comarcas Norte y Sur de la Isla se lo debemos principalmente a Asamblea Majorera, hoy Coalición Canaria, quienes llevan gobernando el Cabildo Insular durante toda la etapa democrática, unas veces solos, otras acompañado del PSOE, IF y ahora del PP. En fin, que todos los partidos políticos han tenido el poder de gobernar pensando en el futuro cuando han llovido dineros por todas partes durante décadas pasadas. Sin embargo, han despilfarrado a manos llenas. Actualmente, estamos en época de crisis y la demagogia es un recurso fácil de usar y extender con frases tales como "el sur está abandonado", "está marginado" o "se desangra". Es cierto que Fuerteventura tiene muchas carencias en servicios e infraestructuras, pero también pienso que no existe tal desequilibrio entre el norte y el sur: unos tenemos la playa más cerca, otros el hospital y otros a su familia, pero afortunadamente todos podemos desplazarnos por unas carreteras de última generación para llegar a donde necesitamos en un tiempo razonable, comparado con los países más avanzados. Por ejemplo, un vecino de El Cotillo o de Betancuria tarda en llegar al aeropuerto o al hospital lo mismo que uno de Gran Tarajal.

Lo peor de todo es que este tipo de movimientos son segregadores, la población se enfrenta y se divide, y ello se deja sentir en la convivencia diaria. Para más agravio, están apoyados por los alcaldes que demuestran ser incompetentes y falsos. Por lo menos, no prometieron en sus compromisos electorales nada de lo que ahora avalan y, particularmente, el de Tuineje aprobó una iniciativa popular que ahora incumple.

En fin, yo creo que todos, los del norte y los del sur, los del este y del oeste, debemos unirnos para aprender a afrontar la crisis de manera solidaria y para luchar contra las maniobras orquestadas desde los que defienden únicamente sus propios intereses con la connivencia del poder establecido, y contra los que pretenden manipular la voluntad popular.

El Enfoque 2020 - aviso legal - usuarios - contacto