Se encuentra en: Inicio - Opinión - Montserrat Martín - Resumiendo
<< anterior siguiente >>

Resumiendo

Montserrat Martín. 10-01-2010

El planeta ha perdido una oportunidad excepcional de acabar el año con sabor a esperanza.

Hace unos días asistimos atónitos a la clausura de la Cumbre de Copenhague contra el Cambio Climático, en la que los líderes más influyentes en el mundo y los mayores causantes del calentamiento global han sido incapaces de tomar acuerdos vinculantes en la lucha contra el cambio climático. Este fracaso refleja una gran falta de responsabilidad de los dirigentes mundiales frente a los graves problemas medioambientales que aquejan al planeta con serias consecuencias en todos los seres vivos. Además, han demostrado ser muy mal ejemplo para los gobernantes locales. Son ellos mismos también los que han aprobado el aumento de tropas en Afganistán y siguen subiendo los presupuestos militares y la compra de armas.

Felizmente, Aminatou Haidar regresó a su casa, al Aiuún, aunque casi le costó la vida. Sin ceder ni un momento en su lucha a favor de la justicia y los derechos humanos ha logrado retornar, a la vez que reavivar la causa del pueblo saharaui, olvidada por la comunidad internacional responsable de que el conflicto se prolongue. Sin embargo, ahora, vive “acosada” por las fuerzas marroquís y la represión contra los saharauis está a la orden del día. Ojalá el espíritu de Aminatou se extienda por el mundo y el referéndum se celebre en el Sáhara.

Acaba un año que en lo económico empezó con crisis y termina con crisis, en que las manifestaciones en la calle pidiendo mejoras en educación y en sanidad han acabado con la respuesta del gobierno de Canarias de recortar los presupuestos de manera sustanciosa, especialmente en estas dos áreas. Acaba un año en que la demagogia, la mala gestión y la corrupción han imperado en la política canaria. La última osadía de nuestro consejero antimedioambiental ha sido una proposición no de ley para descatalogar el 50% de especies protegidas de flora y fauna de las islas, sin ningún criterio científico y en contra de la normativa estatal y europea. Lo que se esconde detrás huele fatal, una nueva vuelta de “tosnillo” de Berriel. El PP por su parte aprueba un código ético a nivel nacional e hipócritamente se apoya en tres imputados para ganar una moción de censura en Arrecife. Y suma y sigue. Los casos de las montañas majoreras de Tindaya, Tebeto o Montaña Rayada salen muy caros al erario público. Canarias es la tercera comunidad en número de procedimientos judiciales por corrupción, cuenta con 182 imputados y han sido detectadas 15 tramas. ¡Todo un récord!

Hemos vivido en una Fuerteventura paralizada, no sólo por el aumento del paro sino por la inactividad de sus instituciones, con la salvedad, entre otros despropósitos, de las calles de Puerto del Rosario, abiertas en canal para mayor pérdida de sus comerciantes y mayor molestia de sus habitantes.

Resumiendo, el panorama que nos espera para el año próximo no es nada halagüeño ni en lo económico ni en lo social, ni en lo medioambiental ni en lo político, por lo que les aconsejo aferrarse a los pequeños detalles del día a día que alegran nuestra existencia, mirando al futuro con optimismo, y demandando a quien sea debido en cada caso para que cumpla con sus obligaciones de resolver nuestros problemas. Exigiendo a nuestros políticos que empiecen por bajarse sus sueldos y que saquen los puestos de trabajo de sus parientes y allegados a oposición pública para que todos podamos optar. Y, por último, afinando el pulso a la hora de elegir a nuestros representantes la próxima ocasión. ¡Mucho ánimo para el año nuevo!

El Enfoque 2020 - aviso legal - usuarios - contacto