Se encuentra en: Inicio - Opinión - Luis Vila - Partido Progresista Majorero
<< anterior siguiente >>

Partido Progresista Majorero

Luis Vila. 03-12-2009

Fuerteventura volverá a ser noticia a finales de este año 2009. Y lo será, no porque el gobierno de Canarias vuelva a dejarnos fuera del gran reparto de los dineros que por diferentes vías nos deben llegar. Tampoco porque los parlamentarios majoreros de los diferentes partidos políticos se hayan puesto de acuerdo para reclamar y exigir las inversiones que Fuerteventura necesita o las que ya estaban aprobadas desde hace años y aún no se han llevado a cabo. Ni siquiera lo será porque nuestra isla sea, con diferencia, la que más está sufriendo la crisis con una reducción en su actividad económica muy notable. Todas estas noticias y más las estamos leyendo y escuchando continuamente en los diferentes medios de comunicación.

La noticia novedosa y, desde mi punto de vista, una de las más esperanzadoras para los majoreros es la aparición en el escenario de un nuevo partido político. Un nuevo actor que se incorpora con fuerza en la escena política majorera con el objetivo de ser la herramienta de la que se puedan servir todos los habitantes de la isla para buscar un futuro mejor.

Es verdad, todos los partidos y todos los políticos decimos o dicen lo mismo. Siempre nos apropiamos de la exclusividad de tener las soluciones que necesita nuestra sociedad. Pero en este caso me reafirmo en lo que he dicho: El Partido Progresista Majorero nace con vocación de servir, de luchar, de hacernos oír. Nace con el firme convencimiento de que Fuerteventura no está bien representada. De que le falta liderazgo. Nace con la fuerza y con el ímpetu de quien quiere cambiar la sociedad que nos rodea por encima de todas las cosas. Y lo hace además, en un momento en que Fuerteventura lo necesita como agua de Mayo.

Los majoreros necesitamos tener el protagonismo que nunca hemos tenido: y no me refiero a que lo seamos los políticos. Hablo de que Fuerteventura sea la única protagonista de su destino. Que nadie lo sea por nosotros. Que pensemos y que tengamos como objetivo principal el desarrollo, el bienestar y el progreso de nuestra isla. El nuestro y el de toda Canarias, porque el PPM (no confundir ni comparar) es una opción política de ámbito regional. Queremos tener representación en el parlamento de Canarias porque allí se pelean y se discuten asuntos que intervienen directamente en la vida de los ciudadanos. Y ese protagonismo por el que batallaremos hasta la extenuación es nuestra tarjeta de presentación: Nuestro partido es un partido abierto a todas aquellas personas que tengan el convencimiento de que lo podemos hacer mejor. Abierto a todos los que piensen que las cosas se pueden hacer de otra manera. Abierto, en definitiva, a los/las que tengan la esperanza y la confianza de que nuestro futuro puede y debe ser mejor.

Porque no todo vale en política. Hay actitudes y comportamientos que no debemos tolerar y ante los que parece que el majorero no se revela. Nuestros señores feudales campan a sus anchas en las instituciones después de siglos y el majorero parece que no se revela. Los que dicen ser los salvadores de nuestra tierra son los que la poseen y los que la exprimen a sus anchas y el majorero parece que no se revela.

Nosotros decimos BASTA. Y lo demostraremos con nuestro trabajo, con nuestra entrega y con nuestro compromiso con el pueblo.

Ah!! Por cierto! Uno de esos señores feudales a los que me refería antes, el que dejó huérfanos de opción política a muchos majoreros con su actitud de prepotencia y de soberbia, el que expulsó sin motivos coherentes a un grupo de militantes de su formación política, intuyo que estará tremendamente preocupado con la aparición de nuestro partido: No me digan que no merece la pena batallar aunque sólo sea por eso.

El Enfoque 2020 - aviso legal - usuarios - contacto