Se encuentra en: Inicio - Internacional - Los eurodiputados del PP cargan contra la gestión de la Comisión ante la crisis del pepino y consideran “migajas” los 210 millones ofrecidos

Los eurodiputados del PP cargan contra la gestión de la Comisión ante la crisis del pepino y consideran “migajas” los 210 millones ofrecidos

Internacional. 21-06-2011
Los eurodiputados del PP cargan contra la gestión de la Comisión ante la crisis del pepino y consideran “migajas” los 210 millones ofrecidos

Gabriel Mato y Esther Herranz critican los daños ocasionados a los productores y exigen una campaña de promoción urgente y adecuada para devolver el prestigio al sector hortofrutícola.

El PP europeo considera insuficiente la compensación de 210 millones fijada por la Comisión Europea para reparar los daños que se han causado a los productores europeos como consecuencia de un mal funcionamiento del sistema de alerta alimentaria ante la presencia de la bacteria E. Coli. 

Los eurodiputados Esther Herranz y Gabriel Mato coincidieron en señalar durante su intervención, esta mañana, en la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo, que las compensaciones económicas fijadas no están en línea con la repercusión que ha tenido entre los productores comunitarios y en la restitución de su imagen de calidad. 

En este sentido, el eurodiputado canario Gabriel Mato criticó la cuantía de 210 millones y su limitación en cantidad y a los productores. Por ello, hizo un llamamiento al comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, para que realice una evolución de la ejecución presupuestaria hasta el mes de junio y se replantee la cuantía con el fin de que, posteriormente, queden fondos sin utilizar ya que, puntualizó, en este caso no respondería a la ausencia de demanda sino a las limitaciones impuestas a unos productos determinados. 

Por su parte, la eurodiputada riojana Esther Herranz insistió en que los 210 millones de euros de compensación establecidos por la Comisión Europea “son migajas” en comparación con el daño provocado por el mal funcionamiento del sistema de alerta alimentaria. Asimismo, recordó que en la rúbrica número 2 de los Presupuestos de 2011 existe una partida de 1.000 millones de euros sin adjudicar, lo que contrasta con la escasa cuantía asignada para hacer frente a lo que calificó como “un gravísimo caso causado por los malos modos de ejecución de la Comisión Europea”. 

Criticó que, en lugar de haber aplicado en este caso la máxima de “a grandes daños, grandes ayudas” se ha apostados por aportar “migajas”, al mismo tiempo que, según criticó, no se cubren todos los productos de todos los países afectados de forma equitativa ni tampoco a todos los productores.

 Además, Herranz cuestionó el hecho de que tras aprobarse el Tratado de Lisboa, la Comisión Europea sea “absolutamente intocable desde el punto de vista penal”, por lo que, cualquier daño a productores o ciudadanos se limita a una “respuesta política”. 

Por otro lado, Gabriel Mato puso sobre la mesa que esta situación ha sido creada como consecuencia de la actuación irresponsable y sin pruebas de una senadora alemana y que ha hecho gala de con un desprecio máximo a la prudencia. 

Recordó que esta crisis ha generado pérdidas cuantiosas que se han traducido en mercados cerrados y una caída del prestigio de las producciones españolas, pese a ser las de mayor calidad y seguridad del mundo. 

En este sentido, precisó que los productores siguen esperando una respuesta de disculpas y una actuación decidida de la Comisión Europea para tratar de que una actuación como la vivida no vuelva a producirse, llegándose incluso a imponer sanciones si de considera necesario.

 Campaña de promoción

 Por otro lado, Herranz se refirió también a la campaña de promoción que las instancias comunitarias contemplan poner en marcha a partir de otoño y recordó que para restituir la imagen de marca de calidad que han ostentado hasta este momento los productos españoles que han dejado de verse tras la crisis del pepino “hay que trabajar en mayo, junio, julio, agosto y septiembre”, por lo que criticó que se pretenda dejar pasar el verano sin llevar a cabo ninguna acción en este sentido. 

Herranz recordó que la imagen de los productores comunitarios se ha visto dañada por una mala ejecución de la política europea, y no de los productores españoles portugueses, franceses, italiano o polacos. 

Finalmente, criticó que, a fecha de hoy, todavía siguen apareciendo los pepinos orgánicos de origen español en la lista del sistema rápido de alerta para alimentos y piensos, en donde, aunque se pone de manifiesto que el caso está cerrado, la Comisión Europea habla de problemas técnicos. En este sentido, instó a que la Comisión “ponga a trabajar a los funcionarios para que inmediatamente desaparezca toda referencia a un producto español indebidamente incluido en esa lista”. 

Finalmente, tanto Mato como Herranz tuvieron palabras de recuerdo para los familiares de las 39 víctimas que se suman como consecuencia de la bacteria E. Coli.

El Enfoque 2018 - aviso legal - usuarios - contacto