Se encuentra en: Inicio - España - EL VETERINARIO GONZALO GINER ADVIERTE DE LOS RIESGOS  DE LA FALTA DE CONTROL Y LA DESREGULACIÓN DE LOS CENTROS HÍPICOS DEDICADOS EN ESPAÑA A LA EQUINOTERAPIA

EL VETERINARIO GONZALO GINER ADVIERTE DE LOS RIESGOS  DE LA FALTA DE CONTROL Y LA DESREGULACIÓN DE LOS CENTROS HÍPICOS DEDICADOS EN ESPAÑA A LA EQUINOTERAPIA

Colegio Oficial de Veterinarios de Las Palmas

España. 12-03-2012

El veterinario especialista en nutrición animal y escritor madrileño Gonzalo Giner advirtió durante su reciente estancia en Las Palmas de Gran Canaria, de los posibles riesgos para los usuarios que está ocasionando la desregulación y la falta de control sobre la cada vez más frecuente aparición de centros y establecimientos hípicos dedicados a la práctica terapéutica de la equinoterapia en España. Por ello demandó para estos centros surgidos al amparo del boom de la equinoterapia “una regulación y una normativa clara, que vaya acompañada de controles e inspecciones regulares de la Administración pública con la finalidad de evitar fraudes”.

 

Giner, que invitado por el Colegio de Veterinarios de Las Palmas presentó su último éxito editorial editado por Planeta, El jinete del silencio (del que se han lanzado ya cuatro ediciones y se han vendido más de 500 mil ejemplares), narra en un contexto histórico que tiene lugar en el siglo XVI la trepidante relación de un jóven autista con su caballo que conseguirá finalmente sanarlo del síndrome de Asperger. La novela recrea el nacimiento del arte ecuestre en una época en la que el caballo se convierte por primera vez en un objeto de culto, y la equitación, en una disciplina artística.

 

PRECAUCIÓN

 

Según señala el veterinario, las modernas corrientes de investigación que sitúan al caballo como una posible alternativa en la terapia aplicada a personas que padecen algún tipo de disfunción psíquica o física, se produce a mediado de los años 50. En las últimas dos décadas la evolución de la equinoterapia ha sido muy intensa en España con la apertura de una veintena de centros repartidos por diferentes comunidades autónomas.

 

Gonzalo Giner estima “que hay que tener mucha precaución con algunos centros y clubes hípicos que se han reconvertido al amparo de la desregulación en centros terapéuticos de dudosa profesionalidad. En los centros especializados el veterinario tiene un papel importante, y el mozo de cuadras, determinante, ya que es el que controla los movimientos del caballo y los asocia a determinados gestos que luego practica con el jinete. También son fundamentales los terapeutas especializados que abordarán cada una de las disfunciones de los pacientes, completando un trabajo multidisciplinar efectuado en equipo desde la profesionalidad y el rigor, que se cierra con la figura de los padres y tutores que se adaptan a unos planes específicos”.

 

Según el veterinario, “las necesidades de cada usuario serán las que determinen los profesionales que deben hacerse responsables de las terapias, y por tanto, del seguimiento de cada una de las sesiones. Actualmente, los profesionales más demandados son psicólogos y fisioterapeutas, pero el desarrollo de las terapias ecuestres nos debe llevar a la inclusión en las terapias de otros profesionales como son pedagogos, logopedas, terapeutas ocupacionales, técnicos de equitación… todos ellos con formación específica en Terapias Ecuestres y con absoluto respeto hacia el papel de cada uno en las terapias”.

 

“Además, no todos los caballos se prestan para este tipo de práctica, y los que son utilizados deben reunir una serie de requisitos indispensables para llevar a cabo con éxito las sesiones”, añade. “Hay que seguir investigando y potenciando encuentros de especialistas del sector, como el Simposium Internacional sobre Intervención Terapéutica Asistida con Caballos que se celebrará en abril próximo en la Universitat Jaume I de Castellón”.

 

ESTIMULANTES EFECTOS

 

“La estimulación que produce el movimiento tridimensional el caballo cuando trota repercute de distinta manera en el jinete. Los niños con problemas se excitan ante este animal poderoso que es capaz de colaborar con personas que se siente débiles; se admiran de su belleza y tamaño y pierden rápidamente el miedo activándose una relación mutua estimulante.  Con los caballos se obtienen resultados de manera más rápida que con otros animales como los perros”, explica Giner al referirse a los efectos de la equinoterapia.

 

Gonzalo Giner ha escrito cuatro novelas de éxito, de las que las dos últimas tienen un componente animal muy importante. Con la tercera titulada El sanador de caballos, se propuso explicar cómo era la profesión veterinaria en la Edad Media, y con la última, El jinete del silencio,hablar del caballo como animal sanador.

 

Editada en la colección Temas de Hoy, de editorial Planeta, la novela El jinete del silencio cuenta con cuatro ediciones. Vendida también en Alemania e Italia, la mencionada novela no sólo ha tenido una gran repercusión en la profesión veterinaria, sino también en el público español y actualmente en el mercado alemán, polaco e italiano. Además, Giner ha vendido los derechos cinematográficos a Antena 3 Films para la producción futura de una serie de televisión o una película de cine

El Enfoque 2020 - aviso legal - usuarios - contacto