Se encuentra en: Inicio - Canarias - El Gobierno de Canarias redistribuye los fondos del convenio de carreteras

El Gobierno de Canarias redistribuye los fondos del convenio de carreteras

Canarias. 09-07-2012
Una vez confirmado el recorte de fondos previsto para la anualidad de 2012 desde los 207 millones de euros previstos a 68,54, la Comunidad Autónoma se ve forzada a recortar las partidas de todas las carreteras en ejecución

La consejería de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial del Gobierno de Canarias presentó hoy en rueda de prensa la nueva distribución de fondos entre las obras que se encuentran en ejecución, una vez que el Estado confirmó la reducción de su aportación al convenio de carreteras Canarias-Estado, desde los 207 millones de euros previstos para la anualidad de este año a sólo 68,54 millones.

 

El pasado jueves, el consejero del área, Domingo Berriel, se reunió en Madrid con el secretario general de Infraestructuras, Gonzalo Ferre, para analizar la posibilidad de asignar al menos 20 millones de euros más a las carreteras canarias, para paliar en alguna medida los efectos de la decisión estatal sobre el ritmo de ejecución de las obras.

 

En el encuentro, el Estado ratificó a la Comunidad Autónoma que no habría incrementos en la partida al menos hasta el próximo mes de octubre, cuando el Ministerio de Hacienda podría aprobar una ampliación de los créditos para este fin, siempre condicionada a una mejora en las circunstancias económicas que atraviesa el país.

 

Ante este escenario presupuestario, la Comunidad Autónoma ha tenido que proceder a una  redistribución de los fondos para la ejecución de las obras en 2012, que sufre una merma aún mayor, puesto que de los 68,54 millones del convenio, 20 ya se habían invertido en expropiaciones cuando se conoció la importante reducción en la partida para Canarias, en el mes de abril.

 

Durante la rueda de prensa, Berriel explicó que “el primer criterio que se ha empleado para asignar fondos a las obras es el de la seguridad, tanto por el fin que cumplirán las nuevas vías en sustitución de otras más peligrosas, como por la seguridad de las propias obras, donde la paralización en la construcción de algunas estructuras podría haber producido graves riesgos y pérdidas económicas”. Una vez garantizada esa seguridad en las obras, los fondos restantes se han distribuido además atendiendo al interés general que aportaría la puesta en marcha de las vías con una fecha de finalización inminente, y a otros condicionantes por los que la ralentización o paralización de los trabajos desembocaría en pérdidas económicas de importancia.

 

Además, se ha trabajado para encontrar líneas de trabajo alternativas, como la utilización este mismo año de los fondos adelantados a las empresas constructoras para acopio de material, que permitirían mantener la ejecución de las obras en funcionamiento durante lo que queda de 2012.

El Enfoque 2019 - aviso legal - usuarios - contacto